El funeral privado de Kobe Bryant y su hija Gigi: doloroso, secreto y exclusivo

Ocurrió el viernes 7 de febrero en un cementerio privado pero trascendió recién ahora por una copia del certificado de defunción. A la espera de la despedida multitudinaria que preparan en el estadio de Los Ángeles Lakers, en las últimas horas se conoció que hubo un funeral privado para Kobe Bryant y su hija Gianna.

Ocurrió el viernes 7 de febrero en Orange County, California, y se hizo público a raíz del certificado de defunción de la estrella de la NBA.

La información la dio a conocer el canal de noticias estadounidense Fox 11, que obtuvo un certificado de defunción en el que se indica que los restos de Bryant y su hija de 13 años fueron trasladados al cementerio Pacific View Memorial Park and Mortuary en Corona Del Mar.

El documento afirma que Bryant murió en un "accidente de helicóptero comercial" y concluye que su causa oficial de muerte fue un "trauma contundente", con el "intervalo de tiempo entre el inicio y la muerte" citado como "rápido".

Al no enterarse la prensa, en la ceremonia y el entierro de Bryant y su hija solo hubo un puñado de personas, por el pedido expreso de su esposa. "Vanessa y la familia querían un servicio privado para llorar su pérdida. La ceremonia fue extremadamente dura para todos como así también es difícil para ellos comprender el haber perdido dos almas hermosas", le dijo una fuente al sitio ET.

El diario británico The Sun, en tanto, afirmó que la familia de Kobe fue trasladada en privado desde Las Vegas para el entierro el viernes por la tarde. 

Ese mismo día, la Junta Nacional de Seguridad del Transporte publicó un informe preliminar publicado en el que declaró que los restos del helicóptero que se estrelló no mostraron signos de falla del motor. La actualización de la NTSB incluyó detalles de los hechos. Sin embargo, los hallazgos con respecto a la causa del accidente no se esperan por un año o más.

Mientras mitigan con el dolor, los fanáticos esperan el lunes 24, día en el que podrán despedir a su ídolo en el Staples Center. Allí, después de la noticia de la muerte de Bryant, se acercaron espontáneamente para dejar flores, globos, camisetas, peluches y pelotas de básquetbol. Los artículos fueron retirados dos semanas después del accidente y se instó a los fanáticos a donar a una fundación Bryant en lugar de traer más regalos y flores.

 

0
0
0
s2sdefault