Un goyano se destaca en un tambo en Sajonia

Se trata de Ernesto “Canarito” Villa.  Contador público, con un posgrado en agronegocios, está instalado en Alemania hace varios meses. La revista Agroperfiles  lo entrevistó  y, así, mostró al país su desarrollo profesional.

Nota publicada por Agroperfiles:

 

Un argentino en Alemania

 

Ernesto Villa es correntino, nacido en Goya. Desde noviembre del año pasado trabaja en un tambo en el Estado de Sajonia, Alemania.

Tiene 42 años de edad, es contador público y tiene un posgrado en agronegocios. Por contactos con amigos de Misiones, se fue a probar. Y allí está ahora, realizando sus tareas, y lo sorprendimos con una llamada este jueves, pasadas las 17 de Argentina, las 21 en el país europeo .

Sajonia es uno de los 16 estados federados de Alemania, y está ubicado en el centro-este del país. Al norte está Brandeburgo, y Baviera al suroeste, pero tiene la particularidad que en el sur limita con Republica Checa y al Este con Polonia.

Tiene la ventaja de tener ciudadanía europea, por lo que es considerado legalmente como argentino-alemán. Es que sus abuelos maternos eran de Alemania y llegaron al país décadas atrás, instalándose en distintas regiones de Argentina.

MUY CONFORME CON SU TRABAJO

Villa trabaja en un tambo que tiene unas 400 vacas, que producen 12.000 litros de leche en tres turnos, de madrugada, mediodía y de noche.

“Estamos muy conformes con este trabajo, y aprendemos mucho”, le dice a Agroperfiles. El ordeñe se hace mediante un sistema automático, con pezoneras, “en dos líneas de 20 vacas, y se alcanzan a ordeñar 40 vacas en simultáneo”.

Villa, nacido en Goya, ya había estado de visita años atrás en Alemania y por su carácter y por su sangre de parte de sus abuelos, no tardó en adaptarse.

En el tambo, además del ordeñe, lleva adelante tareas de alimentación a distintas categorías de terneros.

“Se usa mucha maquinaria, se aplican tecnologías de avanzada lo cual potencia la producción”, cuenta.

TODO GIRA EN TORNO AL TRABAJO

“En Alemania, todo gira en torno al trabajo…todo está orientado a producción y a la industria, es poca la actividad social, diría, casi nula”, comenta Villa.

Esta situación se observa “aún mas en la pandemia, donde se trabaja y se produce, y mi carácter ya  natural se adapta fácilmente porque yo vine aquí a trabajar”, dice.

CAMINOS RURALES PAVIMENTADOS

Cuenta Ernesto Villa que el campo ha logrado un gran desarrollo en cuanto a comunicación y también en conectividad. “La parte rural aquí es distinta a la Argentina: los caminos rurales son de asfalto, la producción sale como debe ser, y el asfalto llega a la entrada de los campos e incluso en los tambos, termina junto a los tanques donde los camiones cisternas cargan la leche ordeñada”.

En cuanto a la parte rural, hay pueblos uno al lado del otro, nada que ver con la Argentina, hay urbanización y casas por todos lados, las distancias cortas, rutas asfaltadas.

“Dice que los campos han avanzado mucho en el uso del biogás, mucho uso de tecnología en todas las actividades”, agrega.

“Los obreros trabajan dignamente: acá, desde el trabajador más básico, tiene sus necesidades básicas cubiertas”, comenta.

 

0
0
0
s2sdefault