Francia aprueba una ley para proteger a los niños “influencers”

El dinero que ganen quedará guardado hasta que cumplan los 16 y las empresas deberán pedir permiso al gobierno para contratarlos.

El Parlamento francés, una vez más a la vanguardia de la regulación de las redes sociales y las nuevas plataformas y negocios online, aprobó una nueva ley para proteger a los niños “influencers” del país. Los objetivos principales son regular las horas que trabajan los menores de 16 años y proteger los beneficios que generan.

El proyecto de ley “Explotación de la imagen de los niños en las plataformas en línea” fue presentado por primera vez en 2019 y ahora fue aprobado por unanimidad por el Parlamento francés.

A partir de ahora, las horas trabajadas por niños menores de 16 años que dedican mucho tiempo a crear y publicar contenidos en Internet y sus beneficios estarán protegidos por la nueva ley.

Entre otras cosas, la ley estipula que los beneficios que obtengan los “influencers” menores de 16 años en Francia, serán guardados en una cuenta bancaria a la que podrán acceder cuando cumplan los 16.

Además, las empresas que quieran contratar a los niños “influencers” tendrán que pedir permiso a las autoridades locales. También obliga a las redes sociales y plataformas de Internet que eliminen cualquier video o contenido que soliciten los niños menores de 16 años.

El diputado francés Bruno Studer, quien está detrás del proyecto de ley, afirmó que la nueva ley hace que Francia sea pionera en la industria de los niños generadores de contenido Online. “El trabajo infantil está prohibido en Francia, salvo que haya exenciones, incluso en Internet”, explicó.

Una de las plataformas que cuenta con más niños “influencers” es YouTube y muchos lograron convertirse en estrellas sin llegar a cumplir los 10 años. El caso de Ryan Kaji es uno de los más conocidos. El niño, de tan solo 8 años, comenzó hace cinco a subir videos a su canal de YouTube ‘Ryan’s ToysReview’, en los que se dedica a probar juguetes delante de la cámara.

Gracias a su canal, Ryan generó ingresos por alrededor de 26 millones de dólares, encabezando el ranking de los youtubers mejor pagados en la plataforma propiedad de Google en el último año, según Forbes.

Francia y la regulación de Internet

Esta semana la justicia francesa confirmó que Google deberá negociar con los medios para publicar sus noticias. La Autoridad de la Competencia de ese país exigió al gigante tecnológico que arregle una remuneración para utilizar su contenido.

El fallo podría tener repercusiones en otros países de la Unión Europea, ya que la obligación a Google se impuso en base a una nueva ley de la directiva europea sobre derechos afines a los derechos de autor.

La reforma de los derechos de autor de la Unión Europea, que fue ratificada en mayo de 2019, prevé la obligación para las grandes plataformas como Google, YouTube o Facebook de vigilar y filtrar los contenidos que los internautas compartan en sus espacios, para detectar si se están publicando obras protegidas por derechos de autor sin el permiso de sus creadores.

Así, las páginas deberán hacer todo lo posible por encontrar al autor y pedirle su permiso o retirar el contenido, con el objetivo de asegurar que los creadores son justamente remunerados por sus obras. Las plataformas pasaron de este modo a ser responsables del contenido que almacenan.

La legislación europea también incluía que los editores de prensa podrían reclamar compensaciones a los agregadores de noticias por usar sus contenidos, una suerte de “tasa Google” similar a la que llevó a Google News a retirarse de España, aunque menos restrictiva.

MB

0
0
0
s2sdefault