Histórica participación del árbitro argentino Fernando Rapallini en la Eurocopa

Fue el primer juez sudamericano en dirigir un partido de la competencia europea. Cobró bien dos penales, uno asistido por el VAR.

La selección de Ucrania derrotó con ciertos problemas (2-1) a una peleona Macedonia del Norte este jueves en Bucarest para sumar sus tres primeros puntos y meterse de lleno en la pelea en el grupo C por el pase a octavos de la Eurocopa. Sin embargo, la noticia más importante para los argentinos fue la participación de Fernando Rapallini, que se convirtió en el primer árbitro de Conmebol en dirigir un partido del torneo europeo.

Rapallini estuvo acompañado por los árbitros asistentes también argentinos Juan Pablo Belatti y Diego Yamil Bonfá. En tanto, el cuarto árbitro fue el esloveno Slavko Vincic, pero para no tener Rapallini inconvenientes de comunicación idiomática, en el VAR estuvo a cargo el español Alejandro Hernández Hernández. El referí nacional cobró dos penales, uno asistido por la ayuda tecnológica, y salió bien parado del partido.

El platense de 43 años, que es internacional desde 2014, ya había dado el primer paso histórico al ser cuarto árbitro en el partido inaugural del Grupo B en el que Bélgica superó a Rusia por 3 a 0. El juez principal fue el español Antonio Mateu Lahoz. La posibilidad de que la terna arbitral argentina esté dirigiendo en Eurocopa obedece a un acuerdo formalizado entre UEFA y Conmebol para llevar adelante desde este año un intercambio de jueces entre ambos organismos.

Bajo el sol de Bucarest y con el calor de su afición, que pese a ser minoría hacía más ruido que la rival, Macedonia del Norte saltó al césped con ganas de pelear la posesión del balón y sorprender a los defensas ucranianos. El partido, sin embargo, cumplió con el guión previsto en su primera mitad, con la selección de Andréi Shevchenko controlando el esférico y llegando con cierta facilidad al área de Macedonia del Norte, que se vio superada en todo momento.

A diferencia de su duelo ante Austria, Macedonia del Norte estuvo menos robusta en defensa y las internadas ucranianas por las bandas fueron una constante, con Yaremchuk y Yarmolenko muy activos ganando la espalda a sus marcadores. De los pies de este último salió el primer gol del partido y es que, tras atajar Dimitrievski un mano a mano, el delantero ucraniano se redimió en el saque de esquina posterior rematando casi a placer desde el área pequeña en una jugada mal defendida.

Con Macedonia del Norte noqueada y sin dar margen de reacción, Yaremchuk puso el 2-0 en el marcador tan solo 5 minutos después tras recibir un gran pase de Yarmolenko que le dejó solo ante el meta, al que batió con un disparo raso al primer palo. Los de Angelovski intentaron aprovechar la euforia de sus rivales para sorprender con una gran internada del veterano Pandev, que, pese estrellar el primer balón que tocó en el fondo de la red, vio cómo su tanto fue anulado por fuera de juego. Tras un necesario descanso, Macedonia, que hasta entonces se mostró apática y sin ideas, no bajó los brazos y volvió al campo con las pilas cargadas.

Ademi, primero, y Trajkovski, dos minutos después, estuvieron cerca de anotar, pero en ambas ocasiones se toparon con un imperial Bushchan bajo el arco. El rechace de este segundo tiró cayó en los pies de Pandev, que fue embestido por Karavaev dentro del área, provocando que el argentino Rapallini señalara la pena máxima.

Pese a fallar su disparo desde los 11 metros, el rechace acabó en los pies de Ezgjan Alioski, que puso el 2-1 en el marcador en el minuto 57 de partido. Con el tanto, la dinámica del encuentro cambió por completo, con Ucrania esperando paciente en defensa, como ya hiciera ante Países Bajos, y Macedonia del Norte controlando la posesión.

Aún así, la diferencia de nivel seguía siendo palpable y Ucrania demostró ser capaz de llegar al área con muy pocos pases, como en una buena combinación desde la banda izquierda que Tsygankov mandó lejos de la portería rival. A 10 minutos del pitido final, el árbitro, previa supervisión del VAR, volvió a señalar penal, en este caso a favor de Ucrania por una mano de Avramovski.

Todo parecía de cara para los de Shevchenko, pero Dimitrievski detuvo el disparo con autoridad y dio esperanza a su selección de cara a los minutos finales. Macedonia del Norte, empujada por su afición, lo intentó hasta el último momento, pero el cansancio jugó en su contra y no contó con ninguna otra ocasión para empatar el partido y seguir con vida en la última jornada de competición.

MB

0
0
0
s2sdefault