Seis trucos para conseguir mejores resultados en sus búsquedas en Google

Si los resultados del motor de búsqueda no son los deseados, puede ser hora de usar algunos tips para hallar las respuestas correctas.

Google es una de las herramientas de búsqueda más usadas en todo el mundo a diario, pero muy pocas personas le sacan realmente todo el potencial.

Si has sentido en algún momento que no salen los resultados que quieres, no aparece contenido que resuelva tus dudas o simplemente te gustaría encontrar cosas de una forma más efectiva y exacta, existen varios trucos que pueden ayudarte a cumplir tu objetivo

Google cuenta con una variedad de indicaciones y reglas no dichas que pueden facilitarte el trabajo a la hora de encontrar la información que buscas. Si quieres que te aparezcan mejores resultados cuando uses el motor de búsqueda, basta con seguir alguno de los consejos a continuación:

  1. No incluir la respuesta dentro de la búsqueda

Muchas veces las personas hacen preguntas directamente con el objetivo de confirmar un resultado y por lo tanto lo más posible es que no encuentren respuestas correctas. Al escribir cosas como “¿La distancia de la Tierra a la Luna es 12 mil kilómetros?” el buscador no necesariamente muestra el resultado correcto, por el contrario, es posible presente exactamente más casos de personas con la misma duda o hasta publicaciones con información falsa.

Si quieres encontrar la respuesta a una pregunta es mejor escribir esa misma duda sin incluir una opción de resultado. Por ejemplo, preguntar directamente “¿Cuánta es la distancia de la Tierra a la Luna?” te mostrará más probablemente el resultado correcto en vez de confirmar erróneamente la respuesta que esperabas desde el comienzo.

  1. Utilizar términos de búsqueda de “contexto”

Puede que quieras encontrar información de un tema que hace mucho no recuerdas o del que no tienes datos exactos. En vez de buscar el tema de forma general, sirve demasiado usar palabras que puedan contextualizar exactamente qué es lo que necesitas en relación a ese tema en específico.

Un ejemplo puede ser cómo reparar una bicicleta, en vez de buscar de forma abierta “reparación de bicicleta” es mucho mejor escribir algo como “tutorial de reparación de bicicleta”. Lo importante es usar palabras que contextualicen en el buscador qué es lo que se necesita encontrar realmente.

  1. Realizar una búsqueda de imágenes inversa

En ocasiones es posible que sea necesario saber de dónde proviene una imagen o datos acerca de un lugar u objeto del que solo tenemos una foto. Cuando suceden eventos así, Google tiene la opción de búsqueda de imágenes inversa.

Si se tiene el archivo de la imagen a la mano, basta con arrastrarlo hasta la barra de búsqueda de Google Imágenes. Lo que esto hará será mostrar todos los resultados con relación a la imagen usada, lo que permitirá saber datos de la misma como en qué páginas se ha usado y si es un objeto o persona reconocida.

  1. Utilizar comillas

Puede sonar bastante simple o directo, pero este es uno de los trucos más útiles que ofrece el motor de búsqueda. En caso de buscar algo específico es recomendado poner el término entre comillas, tal y como se requiera.

En una búsqueda normal Google ofrecerá resultados que incluyan las palabras sin importar en qué contexto, cuando se usan comillas el motor buscará la frase exactamente en el orden que se escribió. Esto permitirá resultados más exactos que usualmente se pueden perder entre contenido innecesario.

  1. Usar un guión para excluir palabras.

En ocasiones las búsquedas son de palabras que pueden tener significados bastante ambiguos por sí solas. En estos casos existe la posibilidad de eliminar contenido que no se quiera con solamente usar un guión.

Al escribir las palabras, si se ubica un guión seguido del término que no se quiere, de inmediato se eliminarán resultados relacionados a este. Un ejemplo puede ser “Guinness -cerveza”, y así se eliminará todo el contenido que no se requiera.

  1. Utilizar el asterisco como comodín

Muy poca gente lo sabe, pero no es necesario saber exactamente todos los términos para hallar la respuesta correcta, basta con recordar al menos un pedazo de lo que se busca. En esos casos, el símbolo de asterisco se ocupará de llenar esos vacíos para encontrar el resultado.

Esto es bastante útil para cuando no se recuerda la letra de una canción, un poema completo o hasta los títulos de las películas. De esta forma se puede escribir algo como “Capitán América el primer *” y aparecerá justo el título correcto de la cinta.

Estos son apenas unos de los muchos trucos que existen para facilitar la vida y encontrar exactamente lo que queremos en medios de millones de posibles resultados que están disponibles en la red. Con estos consejos listos lo único que queda por hacer es ponerlos en práctica.

MB

0
0
0
s2sdefault