Crecen las dudas sobre la Copa América en Brasil los futbolistas pegaron el faltazo a la reunión entre Conmebol y Jair Bolsonaro

Fue ayer por la noche y el mandatario metió presión para que el torneo se juegue sí o sí. El seleccionado liderado por Casemiro y Neymar dejó entrever que no están de acuerdo con que se celebre en medio de la pandemia.

Propiedad2

Casi a la medianoche, todos los dirigentes de la Conmebol y Jair Bolsonaro tuvieron una reunión virtual para aclarar dudas sobre la celebración de la Copa América en Brasil en la que fueron invitados también los jugadores, que prefirieron no participar.

Allí, el mandatario les indicó a los popes del fútbol sudamericano que el torneo debía celebrarse sí o sí y le trasladó la presión a la Confederación de Fútbol de Brasil (CBF) dejando en claro que si los futbolistas del equipo carioca no querían participar, la verdeamarela debía presentarse con un equipo alternativo.

Son momentos de mucha tensión y horas decisivas para saber si el torneo continental se va a llevar adelante.

El capitán de la selección de Brasil, Casemiro, afirmó tras el triunfo ante Ecuador que el vestuario tiene una opinión formada sobre la realización de la Copa y que la harán pública después del partido contra Paraguay, este martes. En la misma línea estarían los capitanes de los otros seleccionados como Lionel Messi, Arturo Vidal y Luis Suárez.

En la Conmebol no quieren esperar que el problema les explote en las manos y es por eso que los dirigentes trabajan en un plan de contingencia. Se espera que hoy haya otro encuentro para evaluar los pasos a seguir.

La prensa brasileña asegura que los futbolistas no quieren jugar el torneo y analizan retirarse. Y si no lo dijeron públicamente aún es porque están enfocados en terminar esta doble fecha de Eliminatorias.

¿Tite estuvo cerca de renunciar?

El seleccionador de Brasil evitó responder directamente a las versiones de la prensa local sobre su posible renuncia como técnico de la Canarinha y dijo estar “en paz”, en medio de las tensiones por la celebración de la Copa América en Brasil.

“Estoy haciendo mi trabajo normalmente. Siempre lo hago. Estoy en paz conmigo mismo”, manifestó el entrenador en la rueda de prensa posterior al triunfo por 2-0 sobre Ecuador por las eliminatorias para el Mundial de Qatar 2022.

En la previa a ese encuentro, Tite reconoció discusiones dentro de la concentración tras el anuncio de Brasil como nueva sede de la Copa América, decisión respaldada por el presidente Bolsonaro y la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), pese a la delicada situación sanitaria del país.

Según esas versiones de medios locales, Tite confrontó la opinión de la CBF, cuya relación ya venía desgastándose desde hace algún tiempo por otras razones, y se puso del lado de los futbolistas.

Tite volvió a insistir que se pronunciará sobre el tema de manera clara al término del partido contra Paraguay del próximo día 8 y citó al expresidente estadounidense Barack Obama para explicar su situación.

“Una respuesta extraordinaria que guardo para mí es una que dio Obama en una entrevista cuando dijo: ‘mis adversidades son mucho más pequeñas en relación a las de una serie de personas que tal vez enfrenten problemas de salud, alimentación...’ Mis problemas son más fáciles. ¿Presiones? Normales”, señaló.

Y completó: “Ustedes pueden levantar cualquier hipótesis, solo pido que tengan cuidado. Me explicaré, sí, en un momento importante. No ahora. No huyo de la respuesta. Somos conscientes de que hay un tiempo adecuado para hacer las cosas bien”.

MB

0
0
0
s2sdefault