Es agrónoma, se cansó de enviar currículums y formó una comunidad de mujeres para trabajar

Julieta Toffoletti tiene 33 años, es ingeniera agrónoma y es la creadora de Agrónomas Argentinas, una comunidad de mujeres que busca crear sus propias oportunidades, formar equipos y potenciarse para trabajar.

La idea nació en septiembre de 2019, cuando Julieta, cansada de enviar currículums, decidió formar una red para conocer y ayudar a potenciar a otras mujeres en su misma situación: recibidas en la carrera de Agronomía, pero con dificultades para encontrar trabajo en un sector en el que reina la labor masculina. Hoy, ya son casi 1.300 las chicas en Agrónomas Argentinas que están dispuestas a encontrar socias o formar un equipo para salir a la cancha a ofrecer sus asesoramientos, negocios o ideas.

Alumnos de la FAUBA recorrieron las colmenas experimentales en el marco de la asignatura optativa “Apicultura”. Los detalles de la jornada.

La Argentina necesita más graduados en carreras vinculadas a la producción agropecuaria

Así lo indica un informe de la Secretaria de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación de la Nación. La formación en "Producción agropecuaria y alimentaria, y sanidad animal" es un área de vacancia en todo el país.

“Me pareció que esperar una oportunidad está bien, pero mejor es buscarla creando algo. Por eso pensé en formar equipos, impulsar emprendimientos, unirnos por algo que tenemos en común. Buceando en las redes pensé que ya existía algo así, pero vi que no, entonces pensé: lo voy a crear”, le contó Julieta a Infocampo.

Poco tiempo después de lanzar la cuenta, muchas mujeres comenzaron a sumarse. “Me dí cuenta de que se necesitaba ese espacio para nosotras. Ahora, estamos comenzando a conocernos. Antes del coronavirus la idea era vernos cara a cara en eventos y recorridas a campo, pero por ahora eso está en stand by”, repasó. Y aseguró: “Es más fácil presentarse de a dos o tres para ofrecer un servicio de campo que ir sola. Es todo tan amplio en agronomía que por ahí una se especializa en un tema y otra en otro, y al sumarse se complementan”.

UNA BÚSQUEDA INCANSABLE

Como les sucede a muchos profesionales, Julieta terminó la carrera en 2013 y pasó por varios trabajos: un vivero, una empresa de producción ganadera… Un día, decidió probar suerte en Europa, aprovechando un viaje de su madre.

“Largué todo lo que estaba haciendo en Argentina y me fui a España. Envié muchísimos cvs. La mayoría de veces no me respondían, pero estuve cerca de entrar en una exportadora forestal. Allá tampoco es fácil conseguir un trabajo”, recuerda.

Hoy, gracias a Agrónomas Argentinas, Julieta conoció a una médica veterinaria que la contrató para llevar adelante las redes sociales de una Agenda Agropecuaria. Se hicieron amigas, y además crearon AgroEmprendedores, un espacio para difundir trabajos, protagonistas y herramientas para aprender a lleva adelante una iniciativa en el sector agropecuario.

“Contar sobre emprendimientos es algo que me entusiasma, y creo quizás anime a otras personas a empezar. Armar algo de cero es difícil, hay una serie de cuestiones vinculadas con trámites, impuestos y requisitos que no todos conocen. Es bueno escuchar cómo hizo el otro para arrancar”, dice.

Fuente: Infocampo

 

 

 

0
0
0
s2sdefault