La princesa Ana visitó las Islas Malvinas y despertó la polémica

“La princesa Ana, de la Casa Real británica, llegó a Argentina sin avisar. Su país incumple el derecho internacional con su presencia colonial en el Atlántico Sur en contra de las resoluciones ONU y del clamor mundial" publicó en redes sociales el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Guillermo Carmona.

Por su parte, en redes sociales Alberto Fernández aseguró que “Tal vez eso explique la descortesía” y sumó el hashtag #LasMalvinasSonArgentinas.

La Reina Isabel II murió el pasado 8 de septiembre en el Castillo de Balmoral. Los restos de la difunta monarca se encontraban en tierras escocesas, por lo que el ataúd debe trasladarse hacia la capital británica para llevar a cabo la “Operación Puente de Londres”. El recorrido de 170 kilómetros inició en Balmoral este fin de semana, hasta el Palacio de Holyroodhouse, para continuar con una ceremonia religiosa en la Catedral de St. Giles. Allí, la Familia Real británica se reunió para rendir homenaje a Isabel II.

El féretro con los restos de la Reina estuvo cubierto con el estandarte real de Escocia y una corona de flores blancas, para las que se utilizaron las favoritas de la fallecida monarca. El cortejo estuvo formado por seis coches oficiales, y en uno de ellos viajó la Princesa Ana, que no pudo contener sus lágrimas. El Rey Carlos II y sus hermanos participaron de una tradición muy significativa en la Catedral de St. Giles, conocida como Vigilia de los Príncipes, en los que los Windsor velaron a su madre durante quince minutos.

La presencia de la Princesa Ana marcó un antes y un después en dicho acto, al ser la primera mujer en hacer vigilia a un monarca inglés. La tradición de la Vigilia de los Príncipes inició en 1936, con la muerte de Jorge V (abuelo de Isabel II) cuando sólo los hijos varones del Rey fallecido eran quienes podían hacer una vigilia junto a su féretro.

El ya proclamado Rey Carlos III estuvo acompañado de sus hermanos, la Princesa Ana, el Príncipe Eduardo y el Príncipe Andrés. Los cuatro hermanos se colocaron alrededor del féretro con los restos de la Reina Isabel II, y se mantuvieron en silencio, cabizbajos, rezando y con los ojos cerrados, durante quince minutos. Cuando falleció Felipe de Edimburgo en 2021, debido a sus propios deseos y la pandemia de coronavirus, no se reprodujo este ritual, aunque en su procesión fúnebre, la escolta realizada por sus cuatro hijos sí se llevó a cabo.​

Siguiendo la puntualidad que caracteriza a la Familia Real británica, la Vigilia de los Príncipes estaba prevista a las 19:20 hs, pero sufrió una modificación tras la demora del Rey Carlos III en el parlamento escocés en Holyrood.

Fuente: Caras

0
0
0
s2sdefault