Diputados: en plena tensión, se vuelve a postegar el inicio de la sesión

El debate primero se pospuso para las 15, luego para las 16:30 y ahora se espera que comience a las 17:30. "Hay un protocolo sanitario de la Cámara que dice que en el recinto puede ingresar determinada cantidad de diputados.

Si quieren violar el protocolo, que se hagan cargo", dijo a PáginaI12 una fuente legislativa del oficialismo. Por estas horas buscan llegar a un acuerdo para sesionar.

Sigue la tensión en la reunión de Labor Parlamentaria en la Cámara de Diputados. Oficialismo y oposición intentan llegar a un acuerdo para poder sesionar este martes. La sesión especial, convocada por el presidente de la Cámara baja Sergio Massa, se postergó por tercera vez: primero se pospuso para las 15, luego para las 16:30 y ahora será a las 17:30. Desde el Frente de Todos confirman que hoy habrá sesión. Mientras tanto, afuera manifestantes intentan ingresar entre forcejeos al Congreso por la fuerza, muchos de ellos sin barbijos.

Tras un cuarto intermedio, las y los diputados siguen reunidos en comisión, en medio de fuertes posiciones cruzadas. Uno de los escenarios posibles para que no se caiga la sesión es llegar a una acuerdo por el día para tratar el temario de la fecha: la sanción de la Ley de Emergencia Turística -que llega con media sanción del Senado- que busca destinar 70 mil millones de pesos al sector y el proyecto contra la pesca ilegal en las Islas Malvinas.

"Nosotros nunca tuvimos la intención de prohibirles el ingreso: es un dislate. Hablan solos. En todo caso, lo que hay es un protocolo sanitario de la Cámara que dice que en el recinto, por la cantidad de metros cuadrados que tiene, puede ingresar determinada cantidad de diputados. Si ellos quieren violar ese protocolo, que se hagan cargo sabiendo que están corriendo el riesgo de contagiarse ellos y y de contagiar a los trabajadores", dijo a PáginaI12 una fuente del Frente de Todos de la Cámara baja.

Luego de un zoom con Mauricio Macri desde Zurich, Juntos por el Cambio comunicó su negativa a seguir sesionando de forma remota. Se niegan a habilitar la prórroga del protocolo para las sesiones remotas que evitan los contagios en el momento más complicado de la pandemia. De hecho, prometieron presentarse 100 diputados, desafiando la postura de los gremios del Congreso, que expresaron mediante un comunicado que están en contra de que las sesiones sean presenciales.

La oposición de Juntos por el Cambio tensiona al límite el funcionamiento parlamentario, apunta a bloquear la Cámara de Diputados y paralizar el Congreso, para que no prosperen los proyectos del Gobierno. Ante la actitud de la oposición, el presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, ordenó que se acondicionara el recinto para la sesión presencial.

"Estamos en el recinto de Diputados para garantizar que los temas de fondo, como la reforma judicial, no se traten de modo virtual", publicó en su cuenta de Twitter el diputado radical Gustavo Menna. En su mensaje, el legislador señala que el tema que genera las diferencias es la reforma judicial.

Los cuatro gremios que nuclean a los trabajadores legislativos rechazaron la postura opositora que pone en riesgo la salud del personal de la Cámara y de los propios legisladores, y reclaman la prórroga de las sesiones remotas.

"En este momento es cuando más cuidado tenemos que tener. El espacio es inelástico, el recinto tiene una capacidad y si sentás a una persona a un metro y medio da un cálculo de 47 legisladores. La sugerencia es tomar los balcones de las galerías y eso da unas 40 personas más que se podrían sumar", reveló el doctor de la Dirección Médica de la Cámara de Diputados, Marcelo Halac, en diáologo con Diputados TV.

Afuera del Congreso

Mientras se aguardan los resultados de la reunión entre los bloques parlamentarios, un grupo de no más de cien personas se reunió en los alrededores del Congreso para manifestarse en contra del proyecto de Reforma Judicial y generaron disturbios.

En imágenes televisivas se puedo ver cómo algunos de los presentes intentaron forzar las puertas del Parlamento para poder ingresar a la fuerza. A pesar de que este martes no se tratará el proyecto, que obtuvo media sanción en el Senado, las y los manifestantes se hicieron presentes con carteles en contra de la iniciativa.

Si todo se encamina y no termina en escándalo, este martes se tratará el proyecto sobre la actividad turística, que ya fue aprobado en el Senado y que unifica varias iniciativas que apuntan a “la implementación de medidas para el sostenimiento y la reactivación productiva de la actividad turística nacional, por el término de 180 días, prorrogable por el mismo plazo por el Poder Ejecutivo”. El oficialismo detalló que, en términos económicos, los sectores turístico, hotelero y gastronómico implican unos 470 mil empleos. Por eso, el Estado destinará $70 mil millones en aportes de emergencia para el sector.

En sus fundamentos, el proyecto en tratamiento sostiene la necesidad de “paliar el impacto económico, social y productivo en el turismo, en todas sus modalidades, en virtud de la pandemia por coronavirus COVID-19 y brindar las herramientas para su reactivación productiva”.

Por otro lado, se tratará un aumento de las multas en dólares previstas en la Ley Federal de Pesca (24.922), para proteger una actividad que representa 2,5 puntos del PBI del país con penas que hoy van de los 5 a los 10 millones de pesos, de acuerdo a lo establecido en el artículo 51 de la ley sancionada en 1998.

La iniciativa enviada a la Cámara baja propone establecer un régimen variable sobre la base de unidades de valor denominadas Unidades Pesca (UP) cuyo monto será equivalente a un litro de combustible gasoil, con el fin de establecer el procedimiento de fijación del valor en moneda de curso legal.

Fuente: Página 12

0
0
0
s2sdefault