Los candidatos que llegaron por fuera de la política

En lugares más o menos destacados y con más o menos opción a convertirse en legisladores, los armados de todos los espacios incluyen candidatos "foráneos" de la política. Un repaso por los principales. 

Kevin

 Martín Tetaz: Aventado por Martín Lousteau, aterrizó segundo en la lista que encabeza, orgullosamente porteña, María Eugenia Vidal. Trae carnet radical y militancia universitaria en la Franja Morada platense (estudió Economía en esa ciudad, donde siguió viviendo). Se presenta como "speaker, consultor de empresas y columnista en medios masivos", "especializado en Economía del Comportamiento, la rama que utiliza los descubrimientos de la psicología cognitiva para estudiar nuestras conductas como consumidores e inversores". 

En el ejercicio del periodismo fue un ferviente defensor de las políticas del gobierno de Mauricio Macri, desde los créditos UVA hasta el fin de las cuotas sin interés del Ahora 12 (porque a quien necesitara una heladera le convenía ahorrar mes a mes durante un año, explicó cuando Juntos por el Cambio dio de baja el programa). Y luego un no menos entusiasta detractor de todas las políticas del actual gobierno, en especial las que hacen a la gestión de la pandemia. 

David Cufré ha reseñado en estás páginas los pronósticos (fallidos) con que ha iluminado en estos años al buen inversor, desde los créditos virtuosos hasta el precio del dólar que, aseguró, no podía dispararse con el macrismo.

Si hay una autocrítica a la gestión anterior, viene diciendo, es que "no supo ir más a fondo": contra el "gradualismo" se ubica en el equipo de los que piden "políticas de shock que sinceren la economía lo más rápido posible". Por lo pronto él se sinceró saltando a la política: "Vine para decir basta, hay un riesgo real de un estallido social en la Argentina”, explicó los motivos del pase. 

* Sandra Pitta: La eligió López Murphy y la bendijo Luis Brandoni. Pero antes, podría decirse que la inventó Alberto Fernández, quien le dio fama al nombrarla en un acto con científicos y académicos en Ciudad Universitaria, en medio de la campaña. Fue por una irrpución de tuits: "Sé que si ganan los Fernández, de alguna manera me van a echar de Conicet. Pero prefiero irme del país antes que tener miedo", había escrito entonces. Se transformó de inmediato en "la científica que enfrentó al candidato de Cristina". De allí en más, la investigadora siguió haciéndose conocida básicamente por lo mismo: por sus irrupciones ultramacristas y negacionistas en Twitter.

Dijo, por ejemplo, que la etapa de mayor inversión pública del Conicet fue "durante el proceso", generando un amplio arco de repudios entre sus colegas. Criticó la campaña de vacunación en general, y la compra de Sputnik en particular ("preferimos comprar vacunas berretas, entregar la vacunación a La Cámpora y vacunar a los que no lo necesitan más", acusó). En otros hilos pasó a la acción: "Hay que pisarlos cuando volvamos", propuso durante el discurso del Presidente en la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso. Pasó a integrar el think tank firmante de documentos como el de la "infectadura" o el que directamente llamó a votar a Juntos por el Cambio alertando sobre el “autoritarismo populista” y los “picos de violencia estatal nunca vistos en democracia” del gobierno.

Fuera de esto, Pitta también es farmacéutica e investiga sobre ingeniería en alimentos. Escribió 38 papers, 3 capítulos de libros, y casi 190.000 tuits.

* Facundo Manes: Es la esperanza blanca de los radicales en la provincia; la jugada que Horacio Rodríguez Larreta no logró desarticular una vez resguardada Vidal en tierra propia porteña. 

Su perfil lo ubica en un exacto centro. Por un lado el campo de las ciencias: neurólogo dedicado al cognitivismo, fundador de la Fundación Instituto de Neurología Cognitiva, gran divulgador de análisis biologicistas extendidos a diversos campos, en particular la educación. Pero también alguien cercano a la política, desde los tiempos en que creó junto a su hermano Gastón (hoy convencional radical) y exmilitantes de la UCeDe el partido de "jóvenes profesionales" 1810, que en 2002 le escribió una carta a Bush para pedirle que que no aprobara envíos de partidas si la Argentina no realizaba las "reformas estructurales exigidas". Integró también el gabinete de María Eugenia Vidal como asesor. 

La mancha en su currículum es la del caso de la la artista plástica y escritora Natalia Kohen, a quien sus hijas quisieron declarar insana con un diagnóstico de Manes que se demostró falso (el instituto Fleni lo sacó entonces de su plantel, porque el neurólogo había afirmado falsamente que evaluó allí a la mujer). Un juicio posterior demostró que Kohen estaba sana y le fueron devueltos sus bienes.​ La comunidad artística celebró el acto de justicia en un gran homenaje en el teatro Maipo en 2006, y el documental Yo, Natalia, de Guillermina Pico, registró el caso. Kohen contó cómo la intermediación de sus amigos y como lograron liberarla de la internación forzada. 

"Hicieron el negocio de comprarlo por lo que dice que vale", alertan con malicia desde un sector de heridos UCR con su arribo, citando el chiste de porteños. Su buena estima de sí es conocida más allá de las pujas internas. También su empuje personal, con el que ha probado diferentes puertas. Su nombre, por ejemplo, sonó entre la danza de candidatos a integrar el gabinete de Alberto Fernández en tiempos de armado post triunfo electoral, como hipotético ministro de Educación.  

Como contó Werner Pertot, Manes ya tiene como publicista a Ramiro Agulla, el responsable de campañas como el "Dicen que soy aburrido" delarruista y "¡Vamos Menem!"; también al especialista en marketing digital Gastón Douek, conocido como "el señor de los trolls", acusado de haber metido la cola puertas adentro de la interna del Pro. Hasta el momento Manes dio una sola nota en la que supo saltar por arriba de varios temas y a la vez dejar un título claro: “No voy a competir con el Pro, sino con la decadencia argentina".

* Carolina Castro: La dirigente de la Unión Industrial y exfuncionaria del Gobierno de Mauricio Macri --fue subsecretaria PyME entre diciembre de 2015 y julio de 2017-- secunda a Florencio Randazzo en el frente Vamos con Vos. Licenciada en Ciencias Políticas de la UBA, es la primera mujer en integrar la conducción de la Unión Industrial Argentina, como prosecretaria de la entidad. “El primer encontronazo fue cuando quiso ir al baño y notamos que en presidencia solo hay para hombres”, contó Miguel Acevedo.

Dirige junto a su madre --a quien reconoce como modelo de liderazgo femenino-- autopartistas Guidi, con unos 500 trabajadores en plantas en Zárate y Almirante Brown. Es también secretaria PyME de la Cámara Autopartista y vicepresidenta de la Unión Industrial de Almirante Brown. 

Mantuvo un diálogo fluido con el Gobierno. Fue desde su aparición en la foto del 9 de julio del año pasado en la Quinta de Olivos, la única mujer rodeando al Presidente, un símbolo de todo lo que falta en materia de paridad. La foto había buscado reparar otra anterior, muy criticada, una reunión con funcionarios y empresarios exclusivamente masculina. El nexo con el gobierno se extendió también a su participación en las reuniones de los grupos de Mujeres Gobernando y Mujeres Gestionando.  

* El marido de Pampita: Se llama Roberto García Moritán y es candidato a legislador porteño por el espacio que impulsa López Murphy. Pertenece a una familia de carrera diplomática, aunque él optó por invertir en restaurantes. Entre otros la cevichería “La Mar” de Palermo, que en mayo pasado tuvo que cerrar por una ola de contagios de covid entre los trabajadores. Preside la ONG Asociar, que gestiona donaciones empresariales y tiene inserción en el Gran Buenos Aires. Tras su casamiento con una figura mediática y el coletón de visibilidad que eso implica, el Pro ya había medido al "Pampito" en Almirante Brown.  

Su padre llegó a ser vicencanciller de Jorge Taiana desde 2005 hasta 2008, cuando renunció. Las diferencias se hicieron más visibles durante la gestión de Mauricio Macri, cuando se transformó en uno de los principales testigos contra Cristina Kirchner y Héctor Timeman en la causa Memorándum. "Con sus testimonios trataron de decir lo que Interpol y Robert Noble luego desmintieron, que se habían dejado caer las alertas rojas", recuerda Graciana Peñafort.

Lanzado a opinar oficialmente en la arena política, García Moritán hijo arrancó tranqui: pronosticó un dólar a 400 pesos para después de las elecciones, aunque aclaró: "no tengo ganas de ponerme fatalista".

La historiadora de Bullrich: La pata intelectual del armado macrista fue presentada por Patricia Bullrich. Se llama Sabrina Ajmechet y es conocida en el micromundo de Twitter básicamente por escribir contra el peronismo y opinar por derecha en cuanto tema de agenda surja. Si quienes la consideraron para la lista se hubieran tomado el trabajo de chequear, hubieran sabido lo que en el mundo académico es vox populi: la grave denuncia por plagio en sus artículos, confirmada por el comité de la revista de historia política PolHis, que retiró la publicación de su trabajo. Sus colegas reprochan a la UBA el sostenerla en un cargo docente tras este comportamiento antiético (da clases de Pensamiento Político Argentino en la carrera de Ciencia Política).

Va séptima en la lista porteña que encabeza María Eugenia Vidal. En su corto paso por la historia del Pro ya asimiló el perfil de denunciante, pero desde su disciplina: "A mí como historiadora me huele muy claramente que esto de las vacunas (la compra a Rusia) va a quedar en la Argentina como el mayor escándalo de corrupción que hemos tenido", vaticinó. 

* El productor rural de Lopez Murphy: Dieter Von Pannwitz tiene una explotación agrícola y ganadera en Carcañará. Es un activo soldado de "Productores Autoconvocados", núcleo duro antigobierno del sur de Santa Fe. Como tal participa de cuanta manifestación opositora haya, desde el apoyo a Vicentín hasta el reciente reclamo en San Nicolás. Con ganancias y cosechas que ya se perfilan como récord histórico, es uno de los que prepara otra "marcha del campo", el 16 de agosto en Buenos Aires.

Le han hecho varias notas donde culpa al kirchnerismo de cuestiones de lo más variadas, desde los "ataques a silobolsas" hasta de "ir contra la propiedad privada y los derechos individuales de las personas" por investigar el origen de los incendios en el Delta. 

Sostuvo con el cuerpo el lockout patronal que decretó la Mesa de Enlace, anunciando sin pudor que los autoconvocados estaban organizados para controlar las cargas de granos, con fotos de las cartas de porte, para detectar si algún productor o cooperativa decidía seguir comercializando. Amenaza en la cual no se detuvo a indagar en los derechos individuales. 

* Dolores Etchevehere: Se anunció como candidata en Entre Ríos dentro del Frente Patria Grande que dirige Juan Grabois, pero luego apoyó a la lista del Frente de Todos, encabezada por Enrique Cresto, intendente de Concordia en uso de licencia. "Se comprometió a ponerse a la cabeza en la lucha por la recuperación de las tierras de la Escuela Agrotécnica 151, avanzar en el proceso de transición a la agroecología, desarrollar procesos de economía popular", explicó. 

Su nombre fue conocido en medio de la disputa familiar tras ser desheredada por sus hermanos varones, uno de ellos el exministro de Agricultura de Macri y extitular de la Sociedad Rural, Luis Miguel Etchevehere. "Que me llame Gustavo", recuerda que su hermano gritaba ante las cámaras de televisión cuando ella ingresó junto a los integrantes del Proyecto Artigas a la estancia familiar que reclama propia. De allí fue desalojada y llegaron a llevarla presa, pero la disputa judicial --al igual que la causa por el vaciamiento fraudulento de El Diario, también propiedad de la familia-- sigue.  

* Cinthia Fernández: Con candidez apolítica, la mediática tuvo que mostrar una foto de la carta que recibió del partido Unite --que integra el armado de José Luis Espert-- para probar ante sus seguidores que era verdad que iba a ser precandidata. Compartirá boleta de provincia con Espert y Carolina Píparo. 

Celebró su precandidatura por Instagram: “Así como me tomo en serio mi otro trabajo, también me todo en serio esto. La gente que me conoce sabe que soy muy profesional. Estuve estudiando muchísimo, tuve reuniones. Ustedes saben lo que me cuesta dejar a mi familia. Pero también es por ellas (sus hijas) y por todo lo que viví en mi vida”. Anuncia que lo suyo serán "los temas de familia", entre los que incluye la adopción y la violencia de género.  

MNB

0
0
0
s2sdefault