Montti marca la cancha desde la oposición política en el Municipio de Goya

Esta semana la voz pública de la oposición de Goya fue la del concejal Leandro Montti. De la inauguración del período de Sesiones Ordinarias del HCD, dijo que al discurso del Intendente le faltó autocrítica. Marcó algunas prioridades en materia de producción y desarrollo industrial, opinó sobre el conflicto Rusia-Ucrania y llamó a conservar la memoria social.

Desde el bloque de concejales del Frente de Todos que hoy integra con Lorena Pérez Carballo, Pablo Ibañez y Lucía López, Montti indicó que el intendente no hizo autocrítica «por ejemplo en la relación que tiene con la Nación, cómo se manejó la pandemia, la falta de poder integrar las acciones del Municipio, la Provincia y la Nación en el territorio. Son kioscos que van teniendo cada una de esas entidades que responden a distintos distritos y no hay un plan de acción concreto para llevar adelante la pandemia, los incendios, la comercialización y ayuda a los pequeños productores y artesanos. Cada uno hace lo que le parece y tampoco hay una coordinación en los tres distritos para darle una mano, por ejemplo a los tabacaleros en su reclamo con el dinero que le adeudan».

Además marcó que Hormaechea no ahondó en el desarrollo industrial y productivo, por ejemplo cuando pretenden comprar los predios de Massalin Particulares «tener en claro para qué, si se va a utilizar para una cuestión educativa o se va a intentar alguna cuestión productiva desde el punto de vista gastronómico o turístico. También que cuándo se habla desde la Secretaría de la Producción de Goya, se habla de la producción primaria y no de tratar de que los productos que salen de esta ciudad, se industrialicen en esta ciudad. Otra de las cuestiones que dijo fue intentar que el matadero frigorífico de Goya exporte. Es una cuestión que está muy lejana, y pone como ejemplo al frigorífico y matadero de Curuzú, que es un frigorífico donde explotó una caldera y mató un obrero. Entonces me parece que son ejemplos por lo menos polémicos, por decirlo de alguna manera».

Cuando se habla de oposición en la política, mucha gente piensa que se trata de un grupo de personas que le hace la contra al gobierno. Pero aclaró que se puede trabajar en conjunto en coincidencias como por ejemplo la gestión para que las instalaciones de Massalin Particulares «queden en la órbita municipal y en la órbita del uso público. No que le den a un privado y para que lo explote como quiera o terminen en el mercado inmobiliario manzanas que son importantísimas en el centro de Goya. Incluido también el campo de deportes, que le daría calidad y cantidad de deportes a practicar a la comunidad, a los jóvenes y hasta los clubes que están federados para realizar sus pretemporadas, ya sea básquet, fútbol, vóley…».

Pasando más a un tema de actualidad y política mundial, analizó el conflicto entre Rusia y Ucrania: «Yo lo veo desde lo que nos enseñó la doctrina justicialista. Me parece que desde ahí hay que tomar una tercera posición, obrar políticamente y diplomáticamente en el sentido de la conveniencia del pueblo y la Nación Argentina. Jugarse por los intereses de la OTAN, que es quién hoy está ocupando ilegalmente territorios nuestros como las Islas Malvinas me parece que es un error. Alinearse con Rusia, que es un país que en base a su defensa nacional invadió otro, también me parece que es un error. Entonces nosotros debemos seguir la doctrina del justicialismo y tomar una tercera posición en esto, ser claro en que la guerra entre estos dos países es una jugada de la guerra comercial que se venía teniendo anteriormente y de la multipolaridad que se está dando hoy en el mundo».

Participó de las acciones en Goya en el marco de la Campaña Nacional 30.000 Pañuelos Blancos y reflexionó sobre el rol social y político de la Memoria en estos días: «el rol social está bastante en detrimento de lo que debería ser y eso es un trabajo que ha llevado adelante el neoliberalismo en la Argentina, esto de olvidar la memoria. No nos olvidemos que nuestro anterior Presidente dijo que las actividades de los Derechos Humanos son un curro y que él no entiende ni sabe por qué tanto se habla de soberanía. Entonces creo que a nivel social los medios de comunicación juegan a que la memoria sea cada vez más endeble y débil. Si no tenemos memoria social, no podemos tener una actividad política correcta porque volvemos a cometer los errores que se cometieron históricamente».

0
0
0
s2sdefault