Que la comida no se vuelva una tortura u obsesión

¿Dejar de juntarse con amigos o familia a comer porque lo que hay no es saludable? ¿Ir pero llevarse un tupper con comida distinta para no romper la "dieta"? ¿Ir y no comer nada diciendo que ya comimos cuando no es así? Mirá lo que dice la Licenciada en Nutrición Maribel Maldonado. Lee y compartí para quitarles los miedos a tus amigos.

Vialidad

Las reuniones a comer, o que tienen comida de por medio, con amigos y/o familiares forman parte de una de las actividades cotidianas que DISFRUTAMOS y nos sacan de la rutina, pero ¡esto deja de ser así cuando nuestros pensamientos empiezan a girar en torno a la comida!

Esto no es saludable para nuestro cuerpo ni mente. La comida no es solo nutrientes, también es placer, compañía, recuerdos. Sea él alimento que sea. Debemos dejar de naturalizar o minimizar estás acciones que no sólo denotan que tenemos cierta obsesión por los alimentos, sino que el acto de comer se termina volviendo una tortura.

Para consultas y turnos hacé clic aquí.

Espacio2

0
0
0
s2sdefault