¿Aceite de girasol o de oliva? ¿Cuál es mejor?

«La respuesta correcta es: ambos. Los dos tienen beneficios para nuestro organismo» nos dice la Lic. en Nutrición Maribel Maldonado, en este artículo que explica en detalle las diferencias y porqué ir variando, inclusive con un tercero del cuál hasta aquí no hablamos.

1. El aceite de oliva es fuente de OMEGA 9, un tipo de grasa muy beneficiosa para la salud cardiovascular ya que disminuye el colesterol «malo» y aumenta el «bueno».

2. Los aceites de girasol y maíz aportan grandes cantidades de OMEGA 6, un tipo de grasa que el cuerpo humano no es capaz de sintetizar y, por lo tanto, es esencial que sea incorporada a través de los alimentos. Su consumo ayuda a reducir los niveles de colesterol «malo». A su vez, el aceite de girasol contiene vitamina E, que actúa en el cuerpo como antioxidante y refuerza el sistema inmunológico.

3. El aceite de canola, que si bien no formó parte del Vs., me pareció interesante incluirlo ya que aporta OMEGA 3, su consumo ayuda a reducir los niveles de colesterol total, colesterol «malo» y triglicéridos; así como también ayudan al sistema nervioso.

Entonces, lo ideal es ir VARIANDO entre los distintos tipos de aceites. Lo mejor es usarlos directamente (en crudo) para condimentar las preparaciones porque cuando los cocinamos cambian su estructura.

No dudes en consultar para aprender y mejorar tus hábitos alimentarios. WhatsApp 📲 3777-642888

Espacio2

0
0
0
s2sdefault