Meditación: cómo combatir el estrés y la ansiedad con prácticas de 10 minutos diarios

La meditación es la práctica en la cual el individuo entrena la mente o induce un modo de conciencia, con finalidades espirituales o como una herramienta de relajación. Además, reduce los síntomas de estrés, depresión y ansiedad.

Como en toda práctica tanto física como espiritual, se va puliendo con el entrenamiento cotidiano y en sus inicios debe apoyarse en ejercicios básicos.

Usualmente, el primer paso siempre tiene que ver con tomar conciencia de la respiración y en como el aire ingresa y sale del cuerpo. Esta es una manera de situarse en el momento presente y distraer la mente de su devenir.

Siempre es conveniente comenzar a practicar la meditación en sesiones cortas diarias de entre cinco y 10 minutos. Es necesario encontrar un lugar tranquilo, con luz tenue, donde se pueda mantener una postura cómoda y sin interrupciones.

La posición ideal es la del loto: sentados con las piernas cruzadas y cada pie situado encima del muslo opuesto. Si resulta demasiado incómoda, se pueden colocar almohadones debajo de los glúteos o encontrar otra posición sentada en la que se pueda mantener la espalda erguida.

Mindfulness

La meditación conocida como "mindfulness" se concentra en prestar atención total al aquí y ahora, con una disposición alejada de todo tipo de juicio.

La meta no es cortar por completo el flujo de pensamientos y vaciar la mente, sino colocar la atención en las sensaciones físicas y las emociones para observarlas de manera más clara, sin asunciones extra.

Su práctica puede conducir a resultados profundos, brindando más control sobre nuestras acciones y ofreciendo la posibilidad de observar las situaciones desde un lugar ecuánime, incluso en situaciones difíciles.  Con el tiempo, también puede ayudar a entender mejor el orígen del estrés y como aliviarlo.

Si bien la meditación mindfulness se inspira en prácticas budistas, actualmente es un ejercicio totalmente secular focalizado en fortalecer la mente y mejorar el autocuidado.

La meditación mindfulness puede practicarse en cualquier momento del día sin necesidad de un guía o profesor. Pero, especialmente al inicio, es aconsejable apegarse a meditaciones guiadas previamente grabadas, donde un entrenador explique el camino a seguir.

"Son muchas las maneras en las que puedes entrar en meditación. Hay técnicas para quien es más nervioso y le cuesta parar, para quien no sabe enfocarse, para el que pasa por una depresión, temporadas de ansiedad. Hay mil y una formas, tantas como personas y necesidades; cada uno solo tiene que dedicar a encontrar la suya”, explica Angélica Granado, profesora de yoga y meditación, a la revista ¡Hola!

Fuente: Big Bang News

0
0
0
s2sdefault