América del Sur impone nuevos cierres y más restricciones: la pandemia en la región

Aunque la segunda ola de contagios por el Covid-19 llegó hace un tiempo ya a Europa, hasta ahora, los casos venían en bajada en varios países de América Látina, situación que llegó ya a su fin, debido a que en los últimos días se ha visto un nuevo incremento de personas infectadas en varias regiones del sur.

La preocupación por esta segunda ola tiene que ver con que, en algunos casos, el panorama es más complejo que el que se vivió durante los primeros meses del inicio del brote y por eso las diferentes autoridades empezaron a adoptar nuevas medidas extremas.

Uno de los claros ejemplos es Uruguay, un país que cursó la pandemia de una manera muy buena hace unos meses, pero que sin embargo, ahora empezó a tener una realidad mucho más compleja.

Por eso mismo, como se ve un aceleramiento de la curva de contagios, el presidente Luis Lacalle Pou se vio obligado a llevar a cabo ciertas restricciones, que obviamente no benefician para nada a la nación, teniendo en cuenta que ahora viene su temporada alta en verano.

Aún así, el jefe de Estado lanzó un paquete de medidas destinadas a limitar las aglomeraciones y el transporte, entre el 21 de diciembre y el 10 de enero. Además, reveló que las fronteras estarán cerradas entre el 21 de diciembre y el 10 de enero. Solo podrán entrar uruguayos o residentes que hayan adquirido pasajes antes del 16 de diciembre.

Por su parte, Brasil también atraviesa un difícil momento, ya que en las últimas 24 horas reportó 68.832 nuevos casos y 1.054 nuevas muertes por Covid-19. Con estos números en rojo, el Gobierno optó por tomar medias más duras, aunque las decisiones no están centralizadas y dependen de las autoridades de cada localidad.

De hecho, el presidente Jair Bolsonaro ha sido uno de los líderes mundiales que reiteradamente le restó importancia al alcance de la pandemia, aun cuano las estadísticas no avalan el razonamiento: hasta ahora suma 7.110.434 de casos y 184.827 fallecidos.

Ante la escalada de contagios, las autoridades del país resolvieron suspender las celebraciones de fin de año en la playa de Copacabana y los desfiles de carnaval, a la espera de que alguna de las vacunas llegue y se puedan retomar los festejos.

Por lo pronto, la Corte Suprema autorizó a gobernadores y alcaldes a establecer como obligatoria la vacunación contra el coronavirus, a contramano de la inmunización voluntaria defendida por el presidente Bolsonaro.

A diferente de lo que pasó anteriormente, en Colombia ocurrió algo que no pasaba desde agosto, cuando se alertaba la llegada de un pico del virus en el país. A pesar de que la situación parecía estar controlada, el 16 de diciembre se confirmaron 11.953 casos de coronavirus y se reportaron 204 muertes, lo que hace que la cifra de fallecidos totales sea de 39.560.

Bogotá es la ciudad con más casos de Covid-19, de acuerdo a las últimas cifras del Ministerio de Salud, que acumula 414.581 infectados, ubicándose encima de Antioquia, Valle del Cauca, Atlántico y Santander.

Para controlar la situación, Claudia López, alcaldesa de Bogotá, ordenó la suspensión, hasta el 15 de enero de 2021, de los procedimientos quirúrgicos de mediana o alta complejidad que no sean urgentes, así como los de complejidad intermedia que requieran hospitalización, para ayudar a despejar las salas de atención médicas.

Por su parte, México también sufre un fuerte rebrote, luego de un periodo de apertura de actividades, que provocó un nuevo aumento de contagios. En relación a esto, José Luis Alomía Zegarra, director nacional de Epidemiología, dio a conocer que la proporción de las personas que han dado positivo a la prueba de COVID-19 se encuentra en aumento.

Por ahora el gobierno se muestra reticente a imponer un confinamiento o nuevas medidas restrictivas y apunta a una campaña de comunicación intensiva que apela a la responsabilidad ciudadana.

En cuanto a Chile, que en las últimas 24 horas tuvo 2.403 nuevos casos y 44 nuevas muertes por coronavirus, de a poco su curva va aumentando, por lo que ahora el Gobierno espera la llegada de la vacuna, que comenzará dentro de poco a aplicarse.

Sobre esto, el presidente Sebastián Piñera anunció que la semana que viene comenzará la campaña de inmunización con la fórmula de Pfizer/BioNTech.

La situación en Argentina

A pesar de que la Argentina se encuentra en una fase de aperturas, con la llegada de las vacaciones en los próximos meses, lo cierto es que en los últimos días se empezó a registrar también una suba en curva de contagios en el AMBA.

Por esto mismo, las autoridades pidieron que los ciudadanos se cuiden de cara a las fiestas de Fin de Año, cuando se espera que las reuniones familiares estén a la orden del día.

Debido a esto, el presidente Alberto Fernández anunció hoy que se prorrogará el Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (DISPO) en todo el país hasta el 31 de enero del año próximo, al mismo tiempo que solicitó a toda la sociedad extremar las medidas de cuidado en el marco de las Fiestas de fin de año.

Fuente: Big Bang News

0
0
0
s2sdefault