Embarazo y lactancia: dos circunstancias que aún pesan en el mercado laboral

En una entrevista, la vicepresidenta del Banco Mundial, Carmen Reinhart, señaló que aún hay 38 países en los que el embarazo puede ser causal de despido. La economista además alertó que las consecuencias económicas del coronavirus fueron "muy regresivas" y afectaron con especial dureza a mujeres y niñas.

"Estamos viendo grandes contratiempos en la escolarización, se están retirando niñas que no regresarán", advirtió Reinhart. Además, citó un informe elaborado a fines del 2020 en el cual se concluyó que se espera que la extrema pobreza aumente por primera vez en más de dos décadas, con una parte desproporcionadamente alta de mujeres entre los nuevos pobres de todo el mundo.

Paralelamente, según el Banco Mundial,  las mujeres en promedio tienen aproximadamente tres cuartos de los derechos legales de los hombres y la pandemia contribuyó a que aumente la violencia contra las mujeres y la desigualdad de género en muchos países.

En cuanto a la lactancia materna, en Argentina se encuentra vigente la Ley 26.873 de “Lactancia Materna. Promoción y Concientización Pública”, y la Ley de Contrato de Trabajo que, en su artículo 179, establece que durante el período de lactancia la madre tiene derecho a dos pausas diarias de 30 minutos cada una, por un año posterior al nacimiento.

Sin embargo, un estudio publicado en junio del 2019 por Unicef muestra que sólo un 68% de las empresas garantiza ese derecho a sus empleadas, mientras que el 32% restante no reconoce la reducción de horario por lactancia.

A su vez, el 92% de las empresas no cuenta con un espacio adecuado para la lactancia o lactario, entendido como “un sector limpio, cómodo y de uso exclusivo para que las mujeres en período de amamantamiento puedan extraer su leche y conservarla adecuadamente durante la jornada laboral”.

En los puestos de mando la brecha de género también es evidente. Así, de acuerdo al informe de Total Remuneration Survey 2020 de Mercer, sólo un 9% de los CEO de empresas son mujeres. 

"Si bien en los últimos 8 años se ve un incremento de la representatividad de las mujeres en todos los niveles, lo cierto es que el ritmo es demasiado lento. Si las organizaciones no toman medidas concretas llevaría más de 20 años lograr una representatividad de 50% a nivel de CEO, por ejemplo", señaló al respecto Ivana Thornton, Directora de Career de Mercer, en diálogo con El Cronista.

Otro informe elaborado por Focus Market, mientras tanto, señala que la mujer está, por término medio, muy poco representada en la mayoría de las profesiones emergentes.

"Esta brecha es más pronunciada en nuestro segmento laboral de informática en la nube, donde solo el 12 % de los profesionales son mujeres", resalta.

Fuente: Big Bang News

0
0
0
s2sdefault