Despiden al profesor Carlos Romero Luna

A la comunidad de Goya lamentamos comunicar el fallecimiento del Profesor Carlos Romero Luna, creador a cargo —junto a su Señora Maciel Stella Maris— del ballet Folclórico de la Escuela N°67 Isabel King que duró más de 30 años.

Enseñando lo que sabía y lo que aprendía de forma gratuita y desinteresadamente, luego de su trabajo en Massalin Particulares invertía su tiempo paciencia y algunos gastos, sin esperar nada más que el entusiasmo de sus alumnos tan humildes ellos, como los orígenes del Profe. Recibido de profesor de Filosofía enseño folclore incluido el tango, hasta donde la enfermedad del Parkinson lo permitió, soñando siempre curarse para volver a enseñar.

Cosechó muchos amigos y aprendices de pesca además, ya que su vocación de profesor la llevaba donde fuera, muchas siestas y tantas noches en el rio Corrientes o Arroyo Guazú, entre cuantas costas y barrancas, lo recordarán enseñando, enseñándonos, cómo se arma una tanza, cómo hacer plomada, dónde tirar la línea y la paciencia que se debe tener, parte de toda esa “sabiduría pesquera” que supimos vivir.

Cientos de chicos y chicas demuestran su amor y cariño cada cierto tiempo y algunos que pudieron visitarlo luego, hoy ya hombres y mujeres, que añoran esa infancia y adolescencia feliz, llena de música, experiencias y amistades inolvidables.

Papa. Hoy tus hijos no podemos despedirte como corresponde, ya lo haremos sin duda, hoy tenemos que llorar solos, pero mañana será como te lo mereces, con tu recuerdo siempre feliz, fuiste un papá como deberían ser los papas, no perfecto pero si el mejor para nosotros, estuvimos con vos hasta el último momento en vida, al menos hasta que tuviste que ir al hospital de campaña por esta batalla que estamos librando contra el virus, hoy la seguimos peleando tus hijos y esposa,  por eso no podemos estar en tu partida. Te recordaremos con fotos con música y baile, con un sapucai dolido y con los otros, con una caña y un reel, con un fulbito después del trabajo, en escenarios pasados donde aún bailan cientos y cientos.

0
0
0
s2sdefault