¿Cuál es el rumbo de la Unión Cívica Radical?

Leí en la mañana del jueves 8 de Marzo (día de hoy) en un portal local, aseveraciones del Concejal Méndez Vernengo referidas al rumbo, según él, extraviado del Partido Justicialista. Y todo porque hubo defecciones o definiciones contradictorias de concejales justicialistas o de aliados, llegados a su banca por el voto justicialista, en el momento de conformar las Comisiones de Trabajo en el seno del cuerpo deliberativo comunal.

De acuerdo a las expresiones públicas conocidas a través de determinados medios de prensa, no todos porque muchos están enrolados en la práctica oficialista de informar a medias y de acuerdo a las conveniencias políticas del Poder y a las famosas pautas pactadas, los más caracterizados dirigentes del Justicialismo mantienen una inclaudicable posición opositora al actual oficialismo monocorde en lo nacional, provincial y municipal. Oposición persistente no obstante las persecuciones del partido judicial y las corporaciones políticas, económico-financieras y mediáticas. Es fácilmente deducible que el Partido mayoritario y con mayor consenso popular sigue firme el rumbo comprometido ante el país y la historia. Rumbo que quedó claramente reafirmado en los períodos de gobierno dirigidos por Néstor y Cristina Kirchner. INDEPENDENCIA ECONÓMICA, SOBERANÍA POLÍTICA Y JUSTICIA SOCIAL fueron las tres grandes consignas y objetivos inmediatos a conseguir y logrados desde la fundación del mayor Movimiento Político y Popular del país. Y en los últimos gobiernos peronistas quedó claramente evidenciado y probado. Pago de la agobiante deuda externa y consiguiente liberación de la dominación económica y política de los poderes mundiales dominantes. Derechos ampliados para permitirles identidad e integración a los sectores sociales castigados desde la conquista cruel, asesina, despojadora y esclavista de los europeos “civilizadores” y de quienes siguieron su camino desde el hemisferio norte de nuestro continente, y sus cipayos.

Queda claro que el rumbo es cierto y claro para el Partido Justicialista. Que hubo y habrá defecciones y también errores nadie lo niega. Pero ha habido y seguirá habiendo recuperaciones, también está claro. Que el Justicialismo no ha traicionado su esencia de movimiento político nacional y popular sigue siendo un carácter indeleble en las conciencias de las grandes mayorías. Y como tal, sigue sirviendo como causa primera a dignificar y enaltecer al país y su soberanía y salvaguardar la dignidad del pueblo y su bienestar en el presente y en el futuro.

El Concejal que disparó estas reflexiones con sus apreciaciones apresuradas e insustanciales, me consta, es un hombre ilustrado y bien intencionado y me merece el mayor de los respetos. Pero no entiendo como no hizo un repaso de la historia antes de formular un juicio tan discutible y que, a priori, se le vuelve en contra. Reparó el Concejal en la génesis de los dos grandes partidos nacionales y populares de la República Argentina? Cronológicamente, el primero fue la Unión Cívica Radical nacido de la Unión Cívica conformada por Leandro N. Alem y Bartolomé Mitre. Produjeron un hecho armado, la Revolución del Parque, con el distintivo de la boina blanca en sus cabezas. Se alzaron contra la oligarquía y sus prácticas corruptas. Más tarde Alem seguiría conduciendo la UNION CIVICA RADICAL YA QUE Mitre tenía otros intereses que no eran los auténticos del pueblo. Lo que vino después no hace falta recordar ahora. Pero Irigoyen en esa línea luchó y logró torcer el rumbo político y su lucha denodada culminó con la oligarquía apoderada nuevamente del destino nacional mediante el golpe militar de 1930. Como también sufriría golpes militares – oligárquicos el Justicialismo.

Cabe la pregunta: A la luz de la historia, la UCR hoy cual es el rumbo que ha adoptado? ATAVIADOS SUS SEGUIDORES CON GLOBOS Y DISTINTIVOS AMARILLOS Y LEJOS DE LAS BOINAS BLANCAS. Este sería un hecho anecdótico si no siguieran los radicales de hoy el camino impuesto por los poderes hegemónicos del país. Se ufana el Concejal de su alineamiento con las fuerzas anacrónicas del poder tradicional concentrado de oligarquía y corporaciones, las que combatió Alfonsín. Y se olvida de aclarar que eso significa endeudamiento externo, pérdida de soberanía, excluir al pueblo y privarlo de derechos elementales y constitucionales como educación, tierra, vivienda y trabajo. Hay que sumar persecución política, sojuzgamiento de poderes del estado, pérdida de libertad de expresión, salarios reducidos, funcionarios burlando leyes fiscales, etc. Todo ello patrimonio y privilegio históricos de la más concentrada oligarquía cipaya entregada a la dominación foránea. Alineados los radicales a esa innombrable pero cierta renuncia a la soberanía nacional. Y lo peor del concejal, y de quienes están en su línea de pensamiento y acción, que aleccionan a las nuevas generaciones para que sigan este rumbo mentiroso que apostata de los ideales, las acciones y los sacrificios que dejaron como ejemplo y ofrenda los grandes fundadores del pensamiento nacional. Pensamiento que no existiría sin el sustento del pueblo y sus grandes gestas.

© Carlos Valentín Gómez Muñoz

© Info Goya

0
0
0
s2sdefault