Obras Públicas en Goya: ¿sueño o realidad?

El órgano oficial de prensa de la Municipalidad de Goya el 30 de agosto precisaba que en la tarde anterior en el Salón Amarillo de la casa de Gobierno provincial se había presentado ante el Gobernador Gustavo Valdés “un Plan de Obras 2018 – 2021 para la segunda ciudad de la provincia”… | InfoGoya

ATE

Con gran solemnidad lo hizo el Intendente goyano, Lic. en Ciencias Políticas, Ignacio Osella Balestra. Al igual que el mandatario provincial, en la oportunidad estuvo acompañado por un gran y selecto grupo de sus mejores espadas. Extrañamente no estuvo el senador que ya nos tiene acostumbrados a ganar los mejores planos fotográficos en cortes de cintas, inauguraciones varias, y hasta camuflado en reuniones reservadas de gobernadores de provincias donde se tejen estrategias y componendas en procura de mejorar sus escasas coparticipaciones en esta época crítica de vacas muy flacas y grifos cerrados. Y como es vox populi, mentor tanto del número uno correntino como del jefe comunal de Goya.

Lo que importa en realidad es el proyecto presentado en la ocasión. Además de describir un mundo de ejecuciones “como ser pavimentación, iluminación, desagües y red de cloacas…los proyectos se completan con distintas acciones en diferentes lugares de la ciudad para los próximos años”. PARA APLAUDIR DE PIE. Goya a la par de Disneylandia. Y más si se considera que según Osella y sus colaboradores inmediatos, esta administración heredó un municipio quebrado. No obstante, las obras se vienen ejecutando desde hace seis meses según afirmaron. No se sabe en qué organismo o repartición municipal está el Mago Merlín pero debe estar, seguro, para poder realizar estos pases de magia.

Pero lo más sustancioso de la presentación estuvo dado en la enumeración de grandes obras que hace años estuvieron en carpeta en sucesivas administraciones y que por distintas razones no se concretaron. A saber: “Pavimentación e iluminación de la Rolón, colectora de calle Jujuy, pavimentación de arterias como Guatemala, Policía Federal Argentina, Constitución Nacional y tramo norte de la Ñaembé. También se incluyen ejecuciones largamente esperadas como desagües en zona Norte y prepárese a entender esto que parece cartografía cifrada sacada de algún plan militar, de los marines invadiendo países del tercer mundo, de los gurkas en Malvinas o alguna infiltración extraterrestre: Módulos Pluviales MU 3, MU 5, MU 6, MU 7, MU 9, MU 11, y MU 12. Y ahí para la cosa, menos mal porque de seguir hasta los terneros se perderían. Pero no seamos tan rigurosos, mucho menos desconfiados. Se aclara en el informe que se trata “de cuencas de distintas zonas de la ciudad”. Y tras cartón, se apunta que “el objetivo de la reunión en plantear el Plan de Obras ante el Estado correntino y también al Gobierno nacional para poder iniciar las gestiones y buscar el financiamiento correspondiente”.

Ver otros artículos de Economía

Hasta se fijaron prioridades para estas obras. Notable. ¿Voluntarismo? Estrategia para distraer la atención, ansiedades y ganas de una población goyana a la cual se le retaceó toda obra de las mencionadas durante tantos años, aun cuando teníamos un respetable Ministro en el Gabinete provincial y señores legisladores en las Honorables Cámaras de Corrientes. No es peregrina ni extravagante la duda que planteamos ante estos anuncios y el marco en que se los formula si advertimos que el mencionado Gobierno Nacional está en el ojo de una tormenta que no causó Santa Rosa precisamente y de la cual no sabe cómo salir, y que sigue endeudando al país y que la obra pública es una de sus víctimas más inmediatas. Lo sabe y también la sufre a la crisis en nivel catástrofe el Gobernador Valdés, a tal punto que inició reclamos directos junto a otros gobernadores a los que de igual modo se les quema el rancho. Hasta dejó deslizar que no habrá segundo puente y otros emprendimientos deberán esperar otros ciclos más venturosos en nuestra discontinua historia contemporánea de aciertos y fracasos. Ninguno como el presente, que no tiene precedentes y amenaza con arrastrarnos a todos, con globos, bombos o boinas sin olvidar el rosario de Lilita, que tiene más de médium que de devota. Le faltan rezos y le sobran conjuros.

Ver otros artículos de Política

En tanto se realizaba la reunión en Casa de Gobierno de Corrientes a la que no asistió Vignolo, titular del occiso Plan Belgrano, acá en Goya se preparaba el tiempo. Y llegó la lluvia con la Santa que carga con tanta fama adversa a su prestigio de Patrona de América y afloraron otra vez los charcos, los baches, los estancamientos en barrios y caminos. Y nuevamente padecer camiones y colectivos pesados que rompen pavimentos de calles y rutas impunemente. Y nos preguntamos, nunca dejamos de hacerlo, cuando la playa de transferencia de cargas que nos evite el calvario. No la mencionó Osella en su Plan de Obras. Hay quienes dicen que no satisface mucho a algunos empresarios que suponen van a tener que invertir para la adquisición de vehículos de menor peso y porte para hacer llegar en ellos las mercaderías a sus negocios. Y crear el marco legal y operativo para finiquitar la ansiada obra tiene un costo que ningún político quiere asumir y más cuando se sabe sin mucho rédito. Pero nadie debiera negarse al progreso y al proyecto de una ciudad sustentable que beneficiaría a todos. Se pregona el Parque Industrial y se habló más de una vez, inclusive estas autoridades lo hicieron, que la Playa de Transferencia sería un complemento ideal. Como los desagües o las DEFENSAS FRONTALES QUE TAMPOCO FUERON MENCIONADAS. Quizás hasta allí no llegaron el optimismo o los objetivos voluntaristas. Y de la mítica Terminal de Ómnibus ni hablar. Allí quedaron a la vera de la Leandro N. Além y frente al CIC Norte, como palillos en la pizza sin cocinar, las columnas desnudas y olvidadas. Otro gran sueño- proyecto malogrado en anteriores períodos de gobierno municipal del actual titular de nuestra comuna.

Pero no hay que perder las esperanzas. Sería un delirio tal vez, ¿pero porque no pensar que Macri y los radicales reunidos en Olivos analizaron el Plan de Obras imaginado por nuestro diligente Intendente y lo incluyeron entre las prioridades de su gobierno? ¿Por qué no? En nuestra ciudad estuvieron Marcos Peña y Colombi una vez, hace menos de tres años, y nos prometieron todas esas y muchas maravillas más para nuestra Goya querida. Y si no hay otra opción, soñemos. Osella nos patentiza que en términos económicos y políticos, soñar no cuesta nada.

Ver otros artículos de Columnas

0
0
0
s2sdefault