Un Ingeniero goyano desarrolló proyectos para importantes multinacionales

GoyanosPorElPaís | Daniel Leiva nació en Goya y se formó como  Ingeniero con  orientación en Sistemas Empresariales en la Universidad de Buenos Aires.   Su vasta trayectoria profesional lo  llevó a destacarse como Gerente de Proyectos para las empresas Mc Donalds Nextel, Autopistas del Sol, Nike Corporation en Beaverton USA, Danone, Telefónica de Argentina y Cablevisión. Conocé al goyano que  lideró procesos comerciales para todos los países de Latinoamérica y algunos de Europa. | InfoGoya

Es hijo de María Teresa y "Palito" Leiva: “Nací una calurosa tarde de diciembre en las puertas de las fiestas de fin de año de 1968 para ser parte de una familia de 4 hermanos Marta, Silvia, Jorge y yo y de padres muy presentes en mi vida”, nos comparte  sobre su llegada al mundo.

“Disfruté mucho de mi niñez con mis hermanos, mis primos María Blanca y Oscar Rinaldi, Alfredo López Tieri, Mónica y Andrea Lupani, Javier Fernández y amigos como Luz Monsalve, Lilibeth Daverio y varios otros del barrio y de Corriente de quienes tengo los mejores recuerdos de la infancia”, cuenta.

 Sobre las posibilidades que brinda nacer en una ciudad pequeña recuerda: “Las horas de la siesta fueron los momentos más especiales para jugar y crear. En el pasillo de Raquel Palacios vendíamos revistas usadas, plantas de los jardines de la casa, productos que armábamos en labores escolares. Un día me regalaron un pequeño proyector de “Cine Graf” con el que organizábamos sesiones de cine para los chicos del barrio. Llegamos a armar películas con dibujos sobre largas tiras de papeles de calco. Nos divertíamos mucho y ningún día era igual al anterior. Me gustaba mucho la música, el cine y el teatro y siempre trataba de leer acerca de las novedades del futuro y de lo que estaba pasando en otros lugares del mundo”.

“A los 5 años, bajo la modalidad de prueba, ingresé al primer grado de la Escuela del Sur y en cuarto grado me pasé a la Escuela Graduada donde terminé el Primario. Luego, examen de ingreso de por medio, ingresé a la Escuela Técnica donde tuve una gran formación de Matemáticas y Física para finalizar los dos últimos años del Secundario como miembro de la primera promoción del Bachillerato Físico-Matemático de Goya en la Escuela Normal Mariano I. Loza. De todos esos años, recuerdo especialmente a la profesora Graciela Leguizamón de Romero quien me acompañó y orientó”, dice sobre su formación académica.

“En paralelo y gracias a mi abuela paterna, comencé a estudiar inglés y pude completar hasta el cuarto año en el entrañable Instituto Saint Paul del cual tengo hermosos recuerdos. Las profesoras y la gente de administración que trabajaban en el Instituto siempre estaban con actitud muy positiva y alegre. Quiero mencionar a dos personas que me transmitieron su pasión por la educación y por darle un toque distintivo a todo lo que hacían: Susana Lawless y la Directora Miretti”, agrega.

También hice mi primer curso de computación frente al ex cine San Martín que marcó profundamente mi carrera laboral. Recuerdo las primeras clases en las que todo parecía de otro mundo pero poco a poco me fui familiarizando con lenguajes de programación y las primeras computadoras de mi vida.

Su adolescencia estuvo marcada por el compromiso social que caracteriza a su familia: “Por otra parte, participé en tareas sociales con un grupo de estudiantes universitarios goyanos y para asistir a personas con necesidades básicas guiados por el Padre Lucho Adis. Eran tiempos de inundaciones y mucha gente fue trasladada de las islas a la ciudad. Ayudamos a niños, jóvenes y adultos para que comiencen una nueva vida en un barrio, con educación y alimentación comunitaria. Mis mejores vivencias fueron con Francisco Hormaechea, Claudia Acuña, Juanjo Panero, Olguita Penayo y muchísimos mas.  También formé parte del centro de estudiantes de la Escuela Normal, en eventos semanales de evaluación cultural de Colegios Secundarios en el Instituto Borromeo y en obras de teatro estudiantil en el Instituto Santa Teresa con el espíritu incansable de Martha Pelloni y Mario Martínez”.

A los 16 años, llegó el momento de decidir dónde estudiar: “No había muchas opciones en Goya en ese entonces. Casi voy a Corrientes, pero finalmente mi desarraigo comenzó con mi viaje a Buenos Aires donde me esperaba una nueva y muy diferente etapa de vida”.

Con 17 años, 1986 fue el año de comienzo de sus estudios en el Ciclo Básico Común de la Universidad de Buenos Aires: “Ese año también completé, examen libre de por medio, el sexto año de inglés. En los pasillos de la facultad recuerdo encontrarme con varios goyanos. Gracias a Dios pude completar todos los estudios iniciados en ese año”.

1987 fue un año de impasse porque tuvo que hacer el servicio militar en Monte Caseros.

“En 1988 comencé el ciclo de grado en la Facultad de Ingeniería de la UBA con orientación en Sistemas Empresariales donde conocí a un grupo de grandes amigos que sigo conservando hasta estos días y a quienes quiero como hermanos adoptivos. De mi grupo de amigos, quisiera nombrar especialmente a Pablo Buchholz, Andrea Galli, Diego Antozzi, Sara Minaberrigaray y Fernando Marrazzo”.

En 1990 la Facultad de Ingeniería de la UBA lo invita a ser profesor en las materias de Bases de Datos y Proyectos Informáticos en la que trabajó en  la integración con las empresas donde trabajan los alumnos del último año de la carrera. Trabajo docente  que se extendió hasta el año 2000.

Sobre las nuevas posibilidades laborales y sus desafíos, precisa: “En 1995 ingresé a la empresa de IT Oracle Corporation donde entre otras experiencias fui Gerente de Proyectos para las empresas Arcos Dorados (Mc Donalds), Nextel, Autopistas del Sol (Concesionaria de la Autopista Panamericana), Nike Corporation en Beaverton USA, Danone, Telefónica de Argentina y Cablevisión.

En el 2000 fui promovido al área de Ventas donde lideré procesos comerciales para todos los países de Latinoamérica y algunos de Europa en sistemas globales de gestión de empresas incluyendo la Naviera CSAV de Chile, varios bancos de Perú, México, Uruguay, Colombia y Brasil. También lideré el proceso de gestión de servicios de logística y reparación de Telefónica en Madrid, España y de las cadenas hoteleras Accor de Brasil y de varios de Colombia”.

En el año 2004 fue nuevamente promovido, esta vez, como Director de Alianzas y Canales de Aplicaciones Oracle tomando la responsabilidad de coordinar los vínculos comerciales para la venta de Licencias y Servicios con empresas como IBM, Accenture, Price Waterhouse, HP, BGH, Globant entre otras.

Su desempeño profesional le ofrecería nuevas metas en el año 2006: “Sentía que llegó el momento de cambiar de rumbo y comencé en una nueva empresa americana llamada IT Convergence con presencia global. Allí tomé las responsabilidades de Director Global de Consultoría Estratégica, la gerencia de Servicios de Argentina y México y el Soporte a procesos comerciales de grandes cuentas.

Este fue el inicio de mayor cantidad de trabajos globales incluyendo varias petroleras como Occidental Petroleum en Estados Unidos; 12 proyectos con la farmacéutica Teva en Tel Aviv, Israel; varios proyectos con la compañía NCR Corporation en Latinoamérica, Europa y Asia; DHL Estados Unidos y Argentina; Marsh and McLennan, Towers Watson, Iron Mountain, Adeco Agro e Indigo en Latinoamérica; varios proyectos la empresa Ceragon Networks en Tel Aviv Israel, Sherwin Williams en Roma, Italia; entre otras”.

Durante toda su trayectoria laboral obtuvo varios premios por desempeño que le posibilitaron viajar a Hawaii, Francia, Londres, San Francisco, San Diego USA y Vancouver en Canadá. Brindó varias conferencias en eventos globales en Estados Unidos y Europa ante grupos de usuarios compuestos por miles de empresas que buscaban conocer las nuevas tendencias y experiencias en empresas con casos líderes.

“A comienzos del 2010, impulsado por algunos amigos, comenzó mi pasión por el running. De no correr ni una cuadra pasé a integrar  carreras de 10, 15, 21 y maratones  de 42km.  Participé también de una ultra-maratón de 105 km llamada El Cruce en la Patagonia Argentina. Esa hermosa experiencia la viví con la increíble ultra-maratonista goyana María Eugenia Ballará a quien le tengo una gran admiración como deportista y, especialmente,  por su calidad de persona” dice sobre la actividad que marcó una nueva etapa de su vida.

Viajar es una pasión que nació compartida  con su papá cuando lo acompañaba a varios lugares de Argentina y que sigue presente en su vida adulta: “Hoy en día conozco 40 países en 5 continentes gracias a mi trabajo y a las oportunidades de que me dio la vida.

Los viajes más hermosos fueron las vacaciones que tuve en mi infancia, la peregrinación que hice con mis padres y un grupo hermoso de personas a Tierra Santa guiados por monjes franciscanos y los de mi historia más reciente junto a Charly, la persona más especial que conocí en 2014 y que cambió mi vida”.

Nuevos proyectos profesionales nacieron  del hobby descubierto en la infancia: “Esta nueva etapa comenzó con nuestros viajes a la India y al Sudeste Asiático desde 2015. Un mundo desconocido, apasionante, lleno de historia y arquitecturas admirables, seres llenos de espiritualidad y respeto, sociedades con habilidades únicas en el arte manual que es fuente de tendencias en el interiorismo global. Allí nació la idea de emprender una nueva iniciativa abriendo una casa de Diseño y Decoración de Interiores llamada Ubud Deco & Design en Palermo, CABA, en el año 2019. Ya faltan pocos días para cumplir 1 año de vida y contamos con casi 20.000 seguidores de Argentina y varios países del mundo”.

Las proyecciones laborales estuvieron acompañadas de nuevos sueños familiares: “En septiembre de 2017 nos comprometimos con Charly en Paris. En noviembre de 2018 nos casamos rodeados de familia y amigos en una noche de gran fiesta y mucha emoción. Desde esa noche también llegaron a mi corazón Macarena y Martina sus hermosas hijas. En Julio de 2017 nació nuestra nieta Emma que es la luz de nuestros ojos.  Con ella jugamos, nos divertimos, nos extrañamos, cantamos, miramos pelis y comemos helados.

Durante la Cuarentena aprendimos a compartir los afectos de otra manera, pero afortunadamente nos pudimos volver a ver con las chicas 5 meses más tarde”.

“Me siento muy agradecido por todo lo que pasó en mi historia y hoy siento que vivir la familia propia es el tesoro más grande que se puede tener en la vida y todo lo demás queda en segundo plano”, reflexiona.

El vínculo cercano con su ciudad natal se mantiene intacto a través del tiempo: “Nos encanta viajar a Goya y disfrutar de su naturaleza, de sus calles tranquilas, de su río sereno, de sus playas y de su gente. Volver a Goya siempre es volver a la niñez, a la casa de mis padres, al abrazo con la familia y los amigos. Es volver a disfrutar de lo que nunca cambió y también de lo nuevo que llegó. Es volver al lugar que me educó, que me dio valores y que me ayudó a entender que todo es posible si uno le pone voluntad”.

“Quiero agradecer por darme la oportunidad de compartir con ustedes parte de mi historia de vida y también por dejarnos conocer otras historias de goyanos por el mundo que siempre tenemos nuestro corazón en la ciudad que nos vio nacer”, finaliza con la amabilidad y la generosidad que caracterizó cada una de sus declaraciones.

Desde InfoGoya agradecemos a Daniel la posibilidad de contar su experiencia y el gran trabajo de producción que facilitó la tarea. Como  goyanos nos enorgullecemos de sus logros y, especialmente, de la  cálida sencillez  que nos permitió conocer.

Podés descubrir la tienda de decoración on line en la cuenta @ubuddecodesign

Envianos tus sugerencias a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

0
0
0
s2sdefault