Un “Goyano de alma” se luce en Los Angeles

GoyanosPorElMundo Luciano Escudero es Licenciado en Sistemas egresado de la UNNE.  Es parte de la empresa argentina Globant, considerada como uno de los cuatro unicornios argentinos, empresas emergentes de tecnología con un valor superior a los mil millones de dólares. Conocé la experiencia de este “goyano de piel” que desde el 2016 está radicado en Los Angeles. InfoGoya

Propiedad

Hijo de Angélica Tomasella y Jorge Escudero, es el mayor de cinco hermanos. Patricio,  Alejandro, Leandro y Moisés completan la familia que se vino de la Pampa cuando era muy pequeño.

“Mi mama es de Goya y mi padre de La Pampa. Aunque nací allá crecí en Goya y me hice goyano de piel. Mi infancia y adolescencia transcurrieron en casas de amigos, jugando a la pelota o al monopoly y arreglando computadoras”, dice sobre los primeros años de vida.

Su trayectoria académica comenzó  en la Escuela Graduada y en la secundaria se trasladó a la Escuela Normal; donde los profesores Víctor Comachi, Alfredo Demarchi  y Daniel Lesteime fueron referentes de su formación.  

El deporte fue parte de su vida desde la infancia y el Club Huracán, el punto de encuentro con nuevos amigos que se hicieron entrañables.

“Mis mejores amigos, los de toda la vida son goyanos: German (alias Mientón) Nico (alias Mish), Brian, Gastón (Garcho), Gustavo, Gordo Boga, Fabián Tomasella, los pollos (Promo 2003 - Normal) Tomás Acha, Toledito, Fabi Romero, Gagi, Nati, Gra, Solex, Flor, Chivi, Vane, Gise”.

Cada triunfo cuenta de un esfuerzo previo y ya en la adolescencia lo tenía claro. “Trabajé desde chico.  A los 15 años era operador de la remisería de mi mamá, también fui ayudante en una verdulería y en un lugar de ventas de artículos de limpieza. Tuve la suerte de que me enseñaran que lo que uno quiere se lo tiene que ganar; del valor del trabajo”.

Un año después de finalizar la secundaria y convencido de que a cada oportunidad había que generarla; se trasladó a la ciudad de Corrientes.

Con una vocación que ya acompañaba sus  juegos en la niñez, la Licenciatura en Sistemas era el próximo objetivo.

“Arranqué mis estudios  en la Universidad del Nordeste. Necesitaba una beca para estudiar, la gestioné y por mi promedio me la dieron; la sostuve mientras cursaba y con eso alquilaba un cuarto en el que vivía con un amigo.  Al tiempo, empecé a trabajar en el área de sistemas de una panadería. A los dos años,  me llamaron de la Universidad de la Cuenca del Plata para desarrollar su crecimiento informático.

Ese lugar fue clave porque además me permitió conocer a Fernanda, que años después sería mi esposa”.

Según detalla Luciano, su vida en Corrientes no  era la del típico estudiante: “No podía salir siempre, ni pasarme de fiesta. Necesitaba trabajar y esforzarme para alcanzar mi título. En esta etapa, también la enseñanza de mis padres era la referencia  de que tenía que resignar cosas para  conquistar mis sueños”

La llegada de Globant a Chaco, fue el principio de un crecimiento laboral exponencial.

Globant es una empresa de ingeniería de software y tecnología de la información originaria de Argentina con sede en distintos lugares del mundo.​ Es considerada como uno de los cuatro unicornios argentinos, empresas emergentes de tecnología con un valor superior a los mil millones de dólares.

“Una de  las personas que tomaba las entrevistas era Mercedes Mac Pherson. Ella fue fundamental en todas las posibilidades que siguieron a esa primera reunión. Mi trabajo consiste en desarrollar software para compañías de Estados Unidos. Cuando arranque a trabajar en la empresa solo sabía contar de 1 a 10 en inglés y  tuve la oportunidad de aprender un nuevo idioma ya siendo adulto”, detalla.  

Cuando  el trabajo en Globant era un desafío transformado en realidad, llegó el título y con él, la concreción de una de las metas más importantes.

Un año después, en diciembre de 2011,  nació la primera hija de la pareja, Luisana.

“Viviendo en Corrientes, tuve la oportunidad de viajar a USA dos veces por 3 o 4 semanas y,  durante ese tiempo, aprendí que no importa qué tan bien hablas inglés, lo importante es saber expresarse y hacerse entender. Con esto en mente, viajé a India un mes para armar un equipo de 25 personas, a la vuelta del  viaje, decidimos descartar ese destino y esperar una oportunidad en Norteamérica.

Seis años después del comienzo en Chaco, en 2016, llegó una oferta de relocalización en Estados Unidos. La despedida de Argentina incluyó casamiento, 4 meses antes de la partida a California.

 La ciudad de Los Ángeles, era el nuevo hogar de una familia emprendedora y decidida a superar los obstáculos.

“Una decisión súper dura y que aún nos cuesta mucho, por estar lejos de la familia, pero es lo que decidimos hacer. Desde el 2016 que estamos aquí y podríamos hablar de una vida sin covid y de otra en estos tiempos. Cuando llegamos a Los Ángeles todo era raro y teníamos que aprenderlo de nuevo. Con el pasar del tiempo, fuimos adaptándonos y tuvimos la suerte de conocer mucha gente que nos acompañó y estuvo con nosotros en momentos difíciles, los que hoy también son parte de  la familia. Los Ángeles  es de las ciudades más lindas de USA.  Tenemos playa/mar, nieve y montañas, el clima es cálido y no llueve nunca,  se estima que sólo 10 días al año.

Mi día arranca  alrededor de las 6 de la mañana y a las 7 tengo reuniones con equipos de Latinoamérica. Para llegar a las oficinas  de la empresa tardo dos horas aproximadamente y después trabajo con mis clientes que  están en distintos distritos de la ciudad.

Algunos de los logos para los que trabajo son EA, Sony, Scientific Game (Casinos), Google, Quibi, Hulu, entre otros. Hoy soy Technical Director y unas 200 personas trabajan en mi grupo de clientes/proyectos”.

Los Angeles, que incluye la taquillera zona de Hollywood, brinda oportunidades inéditas: como un campeonato de fútbol del que participó Justin Bieber.

Sobre la ciudad de la que se siente parte, afirma: “Siempre  me sentí  goyano.  Goya es mi niñez, donde pasé muchos de los momentos más lindos de mi vida, el lugar que me formó y me ayudó a ser quien hoy soy. Cuando decimos que Goya es la ciudad más linda de Corrientes, nos quedamos cortos, es mucho más; y por lo digo por experiencia propia”.

Luciano es un emprendedor que trabajó incansablemente por sus sueños, desafiando cualquier dificultad circunstancial  y demostrando que la voluntad es un motor imparable.

Es además, un goyano de alma y un papá de reestreno que acaba de recibir a sus hijos Sofía y Marcos.

Desde InfoGoya le agradecemos la generosidad de compartir su experiencia en un momento tan particular de su vida.

 

 

 

 

 

 

0
0
0
s2sdefault