Estudian el comportamiento de una maleza que afecta el cultivo de arroz

Una investigación de la UNNE analiza el comportamiento germinativo de “Cyperus iria L.”, una maleza problemática del arroz. Las primeras observaciones de crecimiento en laboratorio demostraron la rápida velocidad de la maleza para emerger en fechas tempranas del cultivo.

En próximas etapas del trabajo se prevé realizar los ensayos en campo. Cyperia iria, es una especie anual originaria de Asia, cuya elevada tasa de reproducción y corto ciclo de vida la convierten en una maleza muy agresiva en arroceras de la región nordeste.Se utilizan distintos mecanismos para su control, prevaleciendo el uso de productos químicos aplicados reiteradas veces por campaña.En esa línea, un grupo de investigadores de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNNE consideró pertinente ampliar el conocimiento sobre la ecología de esta maleza a fin de proponer pautas más sustentables para su manejo en arroceras.Para ello, se empezó a estudiar, mediante cultivo en laboratorio, el efecto de la temperatura, luz y condiciones hídricas en la germinación de la maleza.Según las conclusiones observadas hasta el momento, los atributos de germinación de C. iría expuestos en este trabajo son demostrativos de la velocidad que presenta como maleza para emerger en un cultivo en fechas tempranas del mismo, cuando las condiciones ambientales lo permiten.Así lo explicaron el Ing. Agr. Ayrton Vucko, becario doctoral a cargo del estudio, y la Dra. Gabriela López, directora del proyecto y responsable del Centro de Malezas de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNNE.

Los resultados obtenidos en la instancia de laboratorio servirán para anticipar la germinación de esta maleza en el cultivo de arroz, por medio del uso de modelos de predicción en función de variantes ambientales, y de esta manera aplicar estrategias de control en los momentos más oportunos.Los investigadores comentaron que se proyecta en las próximas etapas del proyecto la realización de ensayos en campos para evaluar allí el comportamiento de la maleza.Los avances del proyecto fueron presentados en la "XXVI Reunión de Comunicaciones Científicas y Tecnológicas de la UNNE". 

DETALLES Y RESULTADOS

Para la realización de los ensayos, se extrajeron, de campos arroceros de la zona, aquenios (frutos) maduros de C. iria de reciente formación, que fueron incubados en una cámara de crecimiento vegetal, en condiciones ambientales controladas, con distintos regímenes de temperatura e iluminación.También fueron incubados en distintas condiciones hídricas, simulando condiciones de humedad que se hallan en el suelo a medida que el mismo se seca.En todos los tratamientos de temperatura la ausencia de luz significó que la germinación se viera inhibida.Para los investigadores, ello implica que, dadas las condiciones hídricas, de temperatura, y aireación favorables para la germinación, la misma sólo ocurrirá cuando las semillas estén ubicadas en la superficie del suelo, expuestas a la luz del sol, actuando ésta como factor desencadenante de la germinación.

También hallaron que la temperatura mínima para la germinación de esta especie se encuentra por encima de los 15°C, dato que indicaría a partir de qué temperatura en el suelo se esperaría hallar esta maleza en el campo.Los porcentajes de germinación observados por encima de 15ºC fueron elevados (mayores al 80% en apenas 4 días), sin acusar diferencias entre las temperaturas más bajas y las más altas.Los responsables del estudio consideran que esto implicaría que la germinación pueda verse concentrada en un momento y no tener un periodo de emergencia prolongado. Lo que sería favorable a la hora de tomar una decisión sobre el momento oportuno para controlar esta maleza.Además, determinaron que el rango de humedad en el suelo que necesita para germinar se halla entre 0 y -0.4 medido en Mega Pascales, valores que en conjunto a los de temperatura constituyen los datos a emplear para generar modelos estadísticos, para así predecir la aparición de esta maleza en el cultivo de arroz.  

RELEVANCIA

"Los resultados obtenidos demuestran el potencial de rápido crecimiento de la maleza y las condiciones que favorecen a su aparición en el cultivo" reiteró el Ing. Agr. Vucko, quien realiza la investigación en el marco de su Tesis Doctoral.Recordó que la maleza es sumamente agresiva y frecuente en suelos de drenaje impedido y/o anegados, cualidad que predomina en el cultivo de arroz.También señaló que se está en una etapa inicial de estudio, y la continuidad de esta línea de trabajo es relevante ante la necesidad de ampliar el conocimiento de la ecología de ésta y tantas otras malezas problemáticas para la producción.El siguiente paso, consiste en realizar ensayos en campos de productores para verificar los modelos predictivos generados a partir de este estudio.Por su parte, la Dra. Gabriela López recordó que, desde el Centro de Malezas de la UNNE, que integra principalmente a investigadores de la Facultad de Ciencias Agrarias y del Instituto de Botánica del Nordeste (UNNE-CONICET), se desarrollan distintas líneas de investigación que buscan visibilizar la problemática de las malezas, muy relacionada con la calidad ambiental y la sustentabilidad de los sistemas de producción vegetal de la región.Desde el Centro de Malezas se promueve el desarrollo de investigaciones que permitan resolver demandas concretas de los sectores productivos afectados por las malezas.En el caso del arroz, se viene trabajando de manera articulada con productores de la región.a

0
0
0
s2sdefault